26/10/2017

Más de un millón de euros es el presupuesto para las intervenciones que se están llevando a cabo en la calle Rabadanes y en varios parques infantiles dando trabajo a desempleados del municipio gracias a los contratos del Plan de Fomento del Empleo Agrario (PFEA) y a los fondos propios que aporta el consistorio. El alcalde y el concejal de Obras y Servicios han acudido hoy a supervisar los progresos en las actuaciones.

El alcalde, Francisco Toajas, y el delegado de Obras y Servicios, Félix Campos han supervisado personalmente hoy los avances en las obras que se están llevando a cabo en la calle Rabadanes y en los parques infantiles ‘Arzobispo Carlos Amigo’ y de la calle Naranjo.

 

En referencia a esta última obra, el alcalde, Francisco Toajas, ha señalado que el parque se ha ubicado en “un solar de titularidad municipal que estaba generando problemas de vertido de basuras, y escombros”. Con esta actuación se pretendía acabar con dichos vertidos y ganar para el uso de los vecinos una zona periférica que estaba degradada. Las obras en la zona empezaron, en palabras de Toajas, “con la plantación de árboles y césped y ahora estamos con la ubicación de los juegos infantiles con lo cual quedará terminado el espacio”. En el otro parque citado, la intervención ha consistido en la sustitución del suelo de seguridad de la zona de juego para actualizarlo y reemplazarlo por otro continuo como el que se está colocando en otros parques infantiles del municipio. Ambos trabajos se han realizado con fondos propios del Ayuntamiento.

Respecto a las obras que se están llevando a cabo en la calle Rabadanes, el alcalde ha señalado que las actuaciones van a llegar hasta su prolongación con la calle Sevilla, a la altura de la antigua comisaría de policía y que van a incluir la renovación completa de las redes de abastecimiento de agua y de la parte del saneamiento que Aguas del Huesna ha indicado que es necesario reponer, el asfaltado de la calle y la puesta a nivel de los acerados para eliminar las barreras arquitectónicas. Además, desde el cruce con la calle Pozo y hasta la calle Sevilla, el asfaltado de la vía se va a realizar con adoquinado para asemejarla “a la imagen de toda la intervención de peatonalización que se ha hecho en la plaza del Bacalao y en la zona de la Mujer Trabajadora, para que estéticamente tenga unidad”.

Por último, preguntados por un plazo de conclusión de las obras, Félix Campos indicó que todas las obras que se hacen mediante el PFEA, más conocido por sus siglas anteriores: PER; tienen el 30 de junio como fecha de fin, sin perjuicio de que puedan concluirse antes de ese día. Además, añadió que, con objeto de perjudicar lo menos posible a los vecinos de la calle, el tráfico se restablece cada jornada cuando los obreros ya han concluido su trabajo a partir de las tres de la tarde y hasta las ocho en punto de la mañana siguiente.